US Cómo saber si es niño o niña en una ecografía • Juno Genetics

Blog

Cómo saber si es niño o niña en una ecografía

Métodos para conocer el sexo del bebé

Cuando esperas un niño o una niña, conocer el sexo del bebé es una de las mayores ilusiones de una madre o una pareja embarazadas. Y a este respecto hay disparidad de opiniones: los hay quienes prefieren reservar la sorpresa para el momento del parto, aunque la mayoría no puede reprimir la curiosidad y solicita una prueba de predicción del sexo del bebé.

 

El desarrollo de los genitales del bebé es el factor clave para saber si es un niño o una niña, y aunque empiezan a crecer a las 6 semanas de gestación, estos suelen guardar un aspecto similar hasta la semana 14, donde ya empiezan a poder distinguirse. 

 

La ecografía es el método principal y al que generalmente más madres recurren para identificar el sexo de su bebé, pero no es el único: los hay de índole científica y también otros basados en tradiciones populares ajenas a la ciencia. Sea el que sea al que se recurra, siempre hay posibilidades de que no funcione.

 

Métodos científicos para predecir el sexo del bebé

Los métodos científicos son los descubiertos o aplicados como resultado de la investigación y el desarrollo científicos y puestos en práctica por profesionales de la medicina o la genética.

 

Estos son los métodos científicos más importantes:

  • Ecografía. Se trata de la prueba más habitual para averiguar el sexo del bebé y una de las más fiables. Es una técnica de ultrasonido que se suele hacer entre las semanas 18 y 22 de embarazo, pero sobre todo durante la semana 20. Sin embargo, hay margen de error, ya que la posición del feto en la placenta, en el caso de imposibilitar la visión del miembro sexual por parte del doctor, impediría que este determine el sexo.
  • Análisis de sangre. Otro método es el de obtener una muestra sanguínea de la madre donde encontrar y analizar restos genéticos del feto. Si esto se hace a partir de la semana 7 de gestación, estos fragmentos podrán revelar si el ADN fetal contiene o no el cromosoma Y. Si lo contiene, en ese caso sería un varón. Sería mujer en el caso contrario.
  • Amniocentesis. Esta es una prueba invasiva y más peligrosa para la salud de la madre y el feto. Se realiza extrayendo una muestra del líquido amniótico desde la bolsa amniótica donde reposa el feto. Aunque su principal función es revelar posibles anomalías cromosómicas en la criatura, también despeja la incógnita del sexo. A medida que avanza la edad de la madre, el riesgo de sufrir aborto por esta prueba es mayor.
  • Método Ramzi. También se lo conoce como el método de posición de la placenta. Aunque sus genitales no se aprecien en ella, esta prueba puede predecir si será niño o niña con un 97% de efectividad y desde la primera ecografía antes de la semana 10.
  • Muestra de vellosidades coriónicas. Es otra prueba genética que detecta el síndrome de Down analizando el ADN fetal. Al extraer y analizar una vellosidad coriónica se puede obtener información sobre los cromosomas sexuales.

 

¿Qué es el método Ramzi?

El método Ramzi lleva el nombre de Saad Ramzi Ismail, científico descubridor del método tras analizar las ecografías tempranas de más de 5000 mujeres embarazadas durante la realización de su tesis doctoral. Tras 10 años de investigación, Ramzi descubrió la siguiente coincidencia en el 99% de mujeres con un útero normal:

 

Por una parte, cuando la placenta se sitúa en la parte derecha del útero, el embrión resulta ser portador de los cromosomas XY.

Mientras que, si la placenta o las vellosidades coriónicas se hallan a la izquierda, el embrión presenta los cromosomas XX.

Las conclusiones principales del estudio fueron que el 97,2% de los fetos masculinos tenían la placenta en el lado derecho del útero, mientras que el 97,5% de los fetos femeninos la tenían a la izquierda. Por tanto, la ubicación de la placenta dentro del útero es lo que revela el sexo de un bebé en el método Ramzi: a la derecha, niño; a la izquierda, niña.

  
900 828 420